lunes, 15 de diciembre de 2014

El poderoso influjo del maestro de escuela

"El porvenir está en las manos del maestro de escuela".
Víctor Hugo.

Aunque de mediana estatura, D. Juan era hombre de buena presencia, y su edad debía andar por la cincuentena. Regentaba una de las escuelas de Educación Primaria ubicadas en un viejo edificio que se hallaba a un centenar de metros de mi casa. Tras la subida de dos tramos de unas amplias escaleras y girando a la izquierda de un corto pasillo, se hallaba su aula, estrecha, alargada y húmeda, con dos filas de pupitres alineados a una pared repleta de mapas que moría en un amplio ventanal, al fondo, desde el que se permitía avistar aquel patio de tierra y grava en el que se elevaban varios árboles que siempre recordé enormes. En el otro frontal de la clase se hallaban un viejo encerado y la mesa del respetado D. Juan, elevada sobre una escueta tarima desde la que ejercía su magisterio.

viernes, 28 de noviembre de 2014

Juego sucio

“¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, pues sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera parecen bonitos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia!”

Mateo 23:27

¿Cree que están limpios los miembros de Podemos? Esta pasmosa pregunta pendía la otra noche del faldón de la pantalla de TV desde la que 13TV induce cada noche a sus televidentes a ejercer un curioso y teledirigido televoto al módico precio de 1,45 o 2 euros, según el artefacto telefónico usado por el ingenuo espectador, coste, por cierto, cuya información se resiste al ojo más aguzado dado el ínfimo tamaño de su grafía. Curiosa, eso sí legal, forma de financiación estilada por la pulcra cadena de la Conferencia Episcopal.

Volviendo al asunto de la limpieza indagado por los sepulcros blanqueados, pensé, al principio, que podría tratarse de que hubieran descubierto falta de higiene en alguno de los líderes de Podemos o les pareciera inconveniente el look de Pablo Iglesias. O tal vez fuera por la heterodoxa manera de vestir de los, según Pedro Arriola, cerca de 8 millones de frikis, perro flautas y antisistema, que hoy otorgarían su voto a Podemos a la luz de los últimos sondeos.    

La Marimorena (21/11/2014). 13TV

martes, 18 de noviembre de 2014

Éstos sí que no tienen futuro

«Si eres pobre, es por tu culpa. Si no, vamos a reírnos de ellos»
“Chavs: la demonización de la clase obrera” (Owen Jones)

Owen Jones es un joven periodista y escritor británico autor del libro “Chavs: la demonización de la clase obrera”, incluido por el New York Times en la lista de los diez mejores libros de no ficción de 2011. El propio Jones identifica el término chav con la subcultura de la clase trabajadora inglesa (sobre todo a los jóvenes, aunque no solo). Según este estereotipo, llevan ropa deportiva de marca, bisutería llamativa, viven de las prestaciones y en viviendas sociales. Son los herederos de la miseria social que siguió a las políticas thatcheristas aplicadas en el Reino Unido durante los años 80 del pasado siglo y que desmontaron el sistema industrial y minero británico tradicional que dio ocupación a toda una legión de obreros que durante décadas sobrevivieron con austeridad, pero con dignidad. Después quedaron en una situación de desamparo generalizado, arrinconados en barrios marginales sin esperanza y sin futuro.


jueves, 30 de octubre de 2014

Annabele

Hace justo un año y pocos meses tuve noticias de Annabele en el inmenso universo de Internet. Se hallaba desolada y rabiosa. Su grito era desgarrador frente al cinismo sin proporciones de los perros de presa que nos atraparon en el austericidio planificado por las huestes de Rajoy.

Era abril de 2012, cuando el ínclito Wert vapuleaba a diestro y siniestro la comunidad educativa de todo el estado: recortes de becas y de profesores, subida de tasas académicas, suspensión de programas educativos, aumento de ratios escolares… Ella le increpaba valiente y cargada de razones,  rebelándose ante el devastador insulto a los más desfavorecidos (Carta a José Ignacio Wert). Annabele mostraba, en su minúscula inocencia, un sentido premonitorio del abrasivo resultado de las felonías que más tarde irían aconteciendo. Y quise saber más de ella.

martes, 7 de octubre de 2014

El despiporre de Caja de Madrid

La semana pasada hemos conocido el escándalo de las Black Card’ de Caja de Madrid y Bankia. No ha sido nada nuevo. Bien es verdad que nos hemos vuelto a sonrojar una vez más, pero, en el fondo ha sido otro episodio para alimentar el rubor colectivo, el asco por la degeneración que ya se hace perpetua, sin que se produzca más novedad que algunas inmediatas dimisiones y el desprecio general ante lo injustificable.

Aunque eso sí, todavía algunos de los usufructuarios de las referidas se atreven a sentirse desconocedores del sentido depredador de lo ajeno intrínseco al uso de la maquinita para derrochar en su particular hoguera de las vanidades. Molestos y dolidos,  se muestran dispuestos a devolver el dinero, pero no nos dicen por qué no fueron tan diligentes para oponerse a los atropellos que autorizaban con su voto en los consejos a que asistían y que llevaron a la ruina a Caja de Madrid y a miles de humildes preferentistas.

Lo paradigmático de este lance es que en él está representada toda la casta, casposa ella mas que les duela: grandes ejecutivos de lo público con sueldos escandalosos, altos representantes de partidos, sindicatos, patronal y hasta vinculados a la casa real, amigotes, ex políticos de alcurnia, socias de las cónyuges, cuñados y cuñadas, reos, predicadores del austericidio en los púlpitos de la TDT, medradores y cazadores de mamandurrias de todo género. Todo un séquito insaciable de palmeros y certificadores callados de la depredación que los jerarcas ejercían.   


lunes, 29 de septiembre de 2014

Divide y vencerás

Divide et impera
Julio César

Vivimos en estado catatónico, inmovilizados por el pavor que nos producen las balas de la crisis. Cuando las oímos silbar sobre nosotros, nos apresuramos a agacharnos y gritamos en silencio: ¡Bien! ¡Me he salvado de ésta! Pero no reparamos en que el vil proyectil ha impactado sobre otros.  Mientras, nuestro trasero permanece aferrado a la silla, miramos para otro lado. Si acaso, algunos expresan su pesar, si no es que esgrimen una osadía cobarde e insolidaria y se atreven a buscar justificación a las consecuencias del daño recibido por el vecino.

viernes, 19 de septiembre de 2014

Aquel largo y cálido verano

En plena canícula de aquel 23 de agosto de 2011, el ya desconcertado Presidente del gobierno socialista José Luis Rodríguez Zapatero, nos sorprendió a todos al promover una súbita reforma de la Constitución de 1978. El origen de tan drástica decisión, consensuada con el principal partido de la oposición, tuvo su origen en la enigmática carta dirigida el 5 de agosto anterior por el entonces presidente del BCE (Banco Central Europeo), Jean-Claude Trichet

Todos recordamos la patética imagen en la que el Presidente Zapatero venía desenvolviéndose dentro y fuera de España en aquellos meses de 2011. Abandonado por los suyos, acosado por una oposición feroz y ninguneado por los líderes de UE, circulaba como un zombi por los pasillos de Bruselas agobiado por una crisis de la que no supo o no quiso darse cuenta a tiempo, preso de un shock catatónico, como si éste hubiera sido diseñado en las alcantarillas neoliberales de la Escuela de Chicago. La economía española, presa durante décadas de la especulación inmobiliaria, se derrumbaba ante los ojos ingenuos de quien seguramente había soñado con pasar a la Historia como el adalid del Estado del Bienestar español.


jueves, 14 de agosto de 2014

Todo un plan de largo alcance

El efecto neto de las políticas estipuladas por el Consenso de Washington ha sido favorecer a la minoría a expensas de la mayoría, a los ricos a expensas de los pobres.
El malestar en la globalización (Joseph E. Stiglitz)

John Williamson es un controvertido profesor y economista británico, con importante currículo profesional y docente. Trabajó  del Departamento del Tesoro británico (1968-70), en el FMI (1972-74) y el Banco Mundial (1996-99). En 1989 fue quien acuñó el término Consenso de Washington, en un documento de diez puntos donde se diseñaron un paquete de reformas para los países en desarrollo azotados por la crisis bajo la órbita de EE.UU., especialmente los latinoamericanos. Posteriormente estas políticas se generalizarían a todos los países del mundo. 

viernes, 8 de agosto de 2014

Intocables

Pagar dos millones cien mil euros a tocateja por un lujoso chalet en lo más exclusivo de Barcelona y más de 700.000, también al contado, para ponerlo de punta en blanco, sin que se conozca de forma fehaciente, según informes de la UDEF, la procedencia de tanto parné, nos deja el diccionario insuficiente para mostrar nuestro desasosiego e impotencia. Si, además, la súbita fortuna de la que se nutren esos excesos es, como dicen, superior a los 2.000 millones de euros y de origen ilícito, produce una estupefacción infinita entre la parroquia observadora de este vituperio.

Estos troles del sistema se superan los unos a los otros. Ahora son los Pujol, antes los Urdangarín, los de la Gürtel, los de Bankia y de las cajas de ahorros, los de los ERES, los del Palau, los de la especulación urbanística, los Fabra, los del Palma Arena, los de Marbella, los de los cursos de formación… después vendrán otros a seguir engordando la lista interminable de saqueadores de la patria.  Ellos han contribuido a situar a España en la primera división de la corrupción internacional, por encima de Qatar, Botswana, Bután o Chipre, según datos del Índice de Percepción de la Corrupción 2013 de Transparency International.

domingo, 29 de junio de 2014

La casta se alborota

El político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones.

Winston Churchill 

Que buen tino ha tenido Pablo Iglesias, no el padre del socialismo español, sino ése otro, el emergido líder de PODEMOS, el fustigador de tertulianos y políticos amanerados, al recurrir para describirlos a ese término que tanto pica a unos y a otros: la CASTA.

No es que se sea tan novedoso el empleo reciente de la locución con el que los historiadores definen y explican antiguos sistemas de organización social cerrados y basados en los privilegios de cuna y, a la vez, profundamente endogámicos (sistema de castas de la India desde el segundo milenio a.C. o las castas coloniales del Imperio Español en el siglo XVIII). En la reciente bibliografía del llamado periodismo de investigación en España, encontramos trabajos que implícita (Elcortijo andaluz Agustín Rivera, 2012,  IndecentesErnesto Ekaizer−, 2013, o Piratas de lo públicoAntón Losada−, 2013)  o explícitamente (La casta: El increíble chollo de ser político en España  −Daniel Montero−, 2009) han recurrido al concepto sin que el gallinero se haya visto tan alborotado como en las últimas semanas.


martes, 27 de mayo de 2014

Esto también es Europa (S.A.)

Si usted escucha esta retahíla de siglas no se abrume si no es capaz de dar una respuesta adecuada sobre su significado: ERT (Mesa Redonda Europea de Industriales), CAG (Grupo Asesor sobre Competitividad), UNICE (Unión de Confederaciones de Industriales y Empleadores de Europa) o TABD (Dialogo Trasatlántico de Comercio). Corresponden a algunas de las organizaciones que engloban a grupos de presión que ejercen su influencia sigilosa y cuasi anónima en el proceder de las principales instituciones de la Unión Europea y en otras de ámbito mundial.

Hablar de grupos de presión es hacer referencia a aquellas corporaciones que, sin participar directamente en las estructuras de representatividad política, tratan de mediatizar la decisión de los ciudadanos para un fin particular. Para ello, estos grupos tratan de influir sobre aquellos que ejercen el poder (partidos políticos, gobiernos, instituciones públicas…) para que sus decisiones favorezcan la implantación de actividades que generen sus beneficios particulares. Think tank, lobby, cabildear, y otros, más en desuso, como cofradía, cabale, camarilla…, son términos empleados para hacer referencia a los instrumentos que esos grupos de presión utilizan para ejercer su influencia en la toma de decisiones que les afectan.


jueves, 15 de mayo de 2014

¿Abstención ética o estética?

En las elecciones al Parlamento Europeo de 2009, el 55% de los españoles con derecho a voto se abstuvieron de acudir a las urnas. Conviene recordar que aquellos representantes nacionales que no fueron votados por los abstencionistas han contribuido al diseño de las políticas europeas de austeridad, de intervención en la soberanía de los estados nacionales, de ponerse de parte de los bancos, de recomendar los recortes salariales, de emprender la cruzada contra las políticas sociales, de empobrecernos a todos…. Y esto también ha repercutido sobre la mayoría abstencionista, cuya postura, dicho sea de paso, no ejerce influencia alguna en los resultados electorales. El abstencionista es obviado en el juego político, incluso acusado de irresponsable, cuando, en realidad, son los partidos mayoritarios quienes resultan los más beneficiados de su postura.

 

domingo, 4 de mayo de 2014

Para ellos no hay crisis

Mientras las encuestas auguran el pase de factura de la ciudadanía al PP con vista a las próximas elecciones autonómicas y municipales, algunos miembros del gobierno comienzan a lanzar señales acerca de cómo garantizarse un futuro inmaculado de las heridas de la crisis. Porque éstas, las heridas, son para los demás, no para ellos.

En un carrusel infame, desfilan altivos por los medios de comunicación para filtrarnos su cínico reposicionamiento. Y si no, vean cuan ufano se pavonea el ya exministro Arias Cañete caminito de Bruselas. Y es que si le toca una comisaría tras las europeas, abrochará cerca de 25.000 euros mensuales (permítanme que sea prosaico con señalar el volumen de la pasta, pero es que eso ayuda a describirlos), aunque claro, para algunos eso no es relevante, nunca lo ha sido porque nacieron por sitio diferente al resto de los mortales, como hace unos meses relaté en mi post “La cofradía de la cosa de colores”.


lunes, 10 de febrero de 2014

Ellas nos devolverán la dignidad

“El estado actual del mundo exige que las mujeres se tornen menos modestas y sueñen, planeen, actúen, se arriesguen en mayor escala”. 

Charlotte Bunch.

Cuando el tiempo ha sobrecargado las alforjas de la experiencia, no se puede remediar recurrir al manido aforismo manriqueño “cualquiera tiempo pasado fue mejor”. Cuando los tiempos son los que tenemos, ocurre que el personal tiende a rendirse al pesimismo y a la nostalgia. A veces, incluso a la desesperación y la impotencia.

En estos devaneos con la memoria se me hacen presentes episodios de la historia que permitieron alumbrar sueños arriesgados de felicidad a los humanos. El siglo XX nos legó todo un catálogo de oportunidades para el optimismo de la mano de los avances científicos, tecnológicos y las imparables transformaciones sociales y políticas que contrarrestaron los episodios de oscurantismo.

Ilustración: Wikipedia

martes, 28 de enero de 2014

La soberanía popular y el estado de derecho secuestrados

“No hay peor tiranía que la que se ejerce a la sombra de las leyes y bajo el calor de la justicia”.
Montesquieu


Cuando de forma legítima el pueblo se rebela y sale a la calle a expresar su clamor frente a la maloliente situación social o ante el ninguneo que los gobernantes hacen de sus derechos civiles, el TDT Party y sus adláteres de la caverna mediática se apresuran a condenar el clamor popular argumentando que la ciudadanía, que sólo expresa su frustración públicamente, atenta contra el Estado de Derecho. Con su habitual impudicia, atropellan la dignidad  del ciudadano con apelativos como “asalto de los soviets”, "basatunización de la calle", “intifada de Gamonal", "sarta de muyahidines”, incluso alguna se atreve a “condenar los atentados de Burgos”,  haciendo una vil demonización de las reivindicaciones del barrio burgalés de Gamonal ante la sordera de los gobernantes de la ciudad (que se calle la señora Botella que  así está más bonita). 


lunes, 13 de enero de 2014

Por un Martos mejor... y un país mejor

Siempre he llevado con orgullo haber llegado al mundo en el mar de olivos de Martos que, para quien no lo sepa, es, sí, un bonito pueblo de la campiña sur giennense, donde sus calles y callejones se abrazan retorcidos, y cada vez más ignorados, al enorme monolito de su escarpada Peña. Este paisaje le ha proporcionado esa aureola de misterio que ha alimentado leyendas e historias sublimes, que durante siglos han recreado una legítima exaltación chovinista de la que siempre me he sentido partícipe como buen marteño.

Como tantos de sus más veteranos oriundos abandoné mi residencia allí con la convicción de hallar más oportunidades para mi vida. Nunca he olvidado como la emigración, desde que yo recuerdo, se cebó inmisericorde con mis paisanos, porque el mar de olivos llenaba las redes de unos pocos y, a la vez, obligaba a muchos al desarraigo.